home mapa web personal CUCID contacto
Áreas geográficas

La Cooperación Internacional para el Desarrollo , comprende el conjunto de acciones realizadas por actores públicos y privados entre países de diferente nivel de renta, con el propósito de promover el progreso económico y social, de modo que sea más equilibrado y resulte sostenible.

Dos conceptos son básicos en este proceso:

Desarrollo Humano : entendido como proceso de ampliación de las oportunidades de las personas, que no trata de alcanzar únicamente un mayor crecimiento económico, sino de potenciar todos aquellos aspectos que incrementen las capacidades y libertades humanas (Derechos Humanos, fortalecimiento institucional, salud, acceso al conocimiento.)

Desarrollo Sostenible : entiende que la satisfacción de las necesidades humanas del presente requiere una concepción acorde con recursos naturales que son finitos y en cuya preservación deben comprometerse el conjunto de las sociedades.


Cooperación para el Desarrollo en la Comunidad Internacional

Un nuevo consenso internacional sobre desarrollo ha asumido como objetivos centrales la lucha contra la pobreza y a favor del desarrollo social. Este consenso, está basado en la Declaración del Milenio , que compromete a los dirigentes mundiales a lograr que, para el año 2015 o antes, se cumplan los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM) . Los ODM comprenden 8 objetivos y 18 metas concretas, adoptados por la Asamblea General de Naciones Unidas en septiembre de 2000, que deben permitir el avance del desarrollo y la reducción de la pobreza en el mundo.

 

Cooperación para el Desarrollo en España

La Ley 23/1998, de 7 de Julio, "de Cooperación Internacional para el Desarrollo" establece los principios, objetivos, prioridades, modalidades e instrumentos de la política española de cooperación internacional para el desarrollo.

Dicha ley, define la política española de cooperación al desarrollo con un fin genérico de establecer acciones y estrategias dirigidas a la promoción del desarrollo sostenible humano, social y económico para contribuir a la erradicación de la pobreza en el mundo, haciendo de la consecución de los objetivos de desarrollo un elemento esencial de la acción exterior del Estado .

Dentro de este marco legal, el llamado Plan Director es el elemento básico de planificación cuatrienal que determina las líneas generales y directrices básicas, señalando objetivos y prioridades y avanzando los recursos presupuestarios indicativos para ese período.

El actual Plan Director 2005-2008 hace de la Declaración del Milenio el principal, aunque no el único, referente de la política española de desarrollo internacional, señalando ambos como objetivo; la erradicación de la pobreza.

Todas las intervenciones de la Cooperación Española (CE) consideran el logro de un impacto positivo en relación a determinados valores y objetivos. Para ello, la CE ha establecido como prioridades horizontales:

  • La lucha contra la pobreza
  • La defensa de los derechos humanos
  • La equidad de género
  • La sostenibilidad medioambiental
  • El respeto a la diversidad cultural
  • A su vez, los sectores estratégicos de CE son:
  • Gobernanza democrática, participación ciudadana y desarrollo institucional
  • Cobertura de las necesidades sociales
  • Promoción del tejido económico y empresarial
  • Medio ambiente
  • Cultura y desarrollo
  • Género y desarrollo
  • Prevención de los conflictos y construcción de la paz

 

Universidad y Cooperación para el Desarrollo en materia de educación

Las universidades españolas se posicionaron sobre su papel en la Cooperación para el Desarrollo con la elaboración de una Estrategia Universitaria de Cooperación al Desarrollo , documento marco que fue adoptada por la CRUE en el año 2000.

La misma CRUE afirma que "las relaciones con otras universidades constituyen un aspecto fundamental de la actuación universitaria propiciando la transmisión y la crítica del conocimiento, el intercambio de miembros de la comunidad universitaria y las acciones de cooperación y solidaridad".

A esta cooperación se le añaden las acciones de solidaridad desde la universidad hacia los países con dificultades económicas o en situaciones de conflicto bélico. Entre las metas y objetivos de la universidad española destacan:

    1. La mejora de las condiciones de vida y trabajo en los países menos desarrollados.
    2. El desarrollo del sentimiento de solidaridad y los hábitos de consumo, comercio y producción justos y responsables, desde una perspectiva sostenible del desarrollo.
    3. La coordinación de actuaciones entre agentes de la cooperación al desarrollo.
    4. La puesta en marcha de programas propios de Cooperación al Desarrollo.

Desde esta base, es creciente el papel y reconocimiento de las Universidades como agentes no estatales de desarrollo, que posibilitan y contribuyen decisivamente a la sostenibilidad de los procesos de desarrollo, desempeñando un papel complementario clave para las acciones de desarrollo realizadas por el resto de agentes, tanto estatales como no estatales .

Prueba de ello es el nivel de reconocimiento explícito con el que cuentan las Universidades en el Plan Director de la Cooperación Española, donde se establece que "la Universidad constituye un ámbito privilegiado para la cooperación al desarrollo", por un lado, como institución dotada de recursos técnicos y humanos altamente cualificados, y por otro, porque constituye un espacio de enorme interés para la sensibilización y difusión de valores solidarios.

Más recientemente, la Comisión Europea se ha unido a este proceso de reconocimiento creciente de la Universidad como agente de cooperación a través de su Comunicación de 25 de enero de 2006 (COM (2006) 19 final), en la que incluye expresamente a la Universidad como actor no estatal para el desarrollo.

 
¿Qué es el CUCID?
Proyectos
Formación y Sensibilización
Becas y Voluntariado
Cátedras Unesco
Subvenciones y Ayudas
Documentos
Enlaces de Interés
Cooperación al Desarrollo